RIF: J-30024861-5 / Lunes 18 de Diciembre de 2017 -

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Publicidad

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

PLUMIARTICULOS
13/11/2014
Las PALOMAS transmiten GRAVES ENFERMEDADES
Para unos, estas aves son mensajeras de la paz y parte ornamental de las ciudades y naturaleza, en tanto que para otros son una peste, porque contagian enfermedades, tapan los canales de los techos y destruyen los edificios. Los expertos recomiendan no tomar contacto con las palomas, sobre todo con aquellas que parecen enfermas. Son portadoras de bacterias, virus, hongos y nematodos. Pueden transmitir la tuberculosis. Para unos las palomas son signos de paz y constituyen un hermoso adorno en las plazas y jardines, en cambio para otros son ratones con plumas y son tanto más dañinas que estos mamíferos roedores. Así lo pudo comprobar Bolivia respecto a su importación de trigo y cuya carga fue contaminada por estas aves en un puerto chileno a la espera de llegar a su destino.

Para armonizar estos dos puntos de vista y reunir más antecedentes, hace algunos años se celebró una reunión en Londres, ciudad en que abundan las palomas. El encuentro, que fue organizado por la Unión de Ornitólogos de Inglaterra, reunió a expertos en control de pestes, gente preocupada por la salud ambiental y científicos de una amplia gama.

La idea era contestar con información en mano hasta donde estas aves son causa de males: ¿es cierto o no que las palomas transmiten enfermedades?, ¿cuál es el grado de daño que producen en los edificios?, ¿cuál es el costo de accidentes de tránsito por conductores que tratan de hacerles el quite?, ¿cuáles son los costos de los accidentes de aviación acaecidos en los aeropuertos al despegar el avión porque estas aves entran en las turbinas?, etc.

Un poco de historia.
Si son o no son portadoras de desastres habrá que discutirlo. Pero lo cierto es que las palomas han cohabitado con el hombre por mucho tiempo, que hoy están presentes prácticamente en todas las ciudades del mundo y que se conocen más de doscientas noventa especies diferentes.
Hay antecedentes que señalan que ya en la época neolítica eran muy apetecidas y eran casadas para consumirlas como alimento. Las primeras informaciones de su cercanía al hombre datan de la Quinta Dinastía Egipcia, alrededor de 3.000 años a.C. se narra también que el Sultán de Bagdad, en el año 1.150, estableció un correo a base de palomas mensajeras. De allí en adelante pasó a ser un método corriente de comunicación, lo que se mantuvo hasta el siglo pasado.

Daños indiscutibles.
El compuesto ácido de las palomas, el estiércol, produce un mal olor y destruye las pinturas y los estucos. De acuerdo a la reunión de Londres, no se entregaron datos exactos de los daños que estas aves causaban en los edificios. Sin embargo, Richard Began, del Servicio de Control de Pestes de la ciudad de Bristol, señala que sólo el costo de limpieza y la reparación de las pinturas cuesta anualmente por edificio más de US 3 mil $. Por ejemplo, dijo que el Hotel Royal de Londres gasta anualmente US 14 mil $ por las mismas razones. Lo lamentable es que apenas se termina de reparar o asear las construcciones al día siguiente las palomas vuelven a reanudar el perjuicio.
La Compañía Bristol de Buses en Londres dice, por su parte, que recibe un promedio de 100 reclamos diarios de pasajeros que al descender del transporte reciben el estiércol de paloma en su ropa. Aparte de ello, a esa compañía le cuesta US 3 mil $ por el mismo ácido del ave.

A todo ello hay que agregar los costos de los servicios de salud en Inglaterra debido a las caídas y fracturas óseas de peatones que pisan el estiércol. Los gastos anuales aproximados por estos tipos de accidentes (alrededor de 1 millón por año) son de varios millones de dólares según se expuso en ese evento. No obstante, los principales temores no son los daños físicos, sino a la salud de las personas. Si bien es cierto que estas aves no pican, ni tampoco rasguñan, hay muchos antecedentes que indican que son una fuente de diseminación de infecciones, que transmiten parásitos y que además desencadenan reacciones alérgicas. Sus plumas producen Albeolitis alérgica, una afección pulmonar por su exposición.
Se ha comprobado además que en el estiércol de paloma, con mucha frecuencia, se puede hallar salmonellas y ellas se transmiten al hombre por inhalación o ingestión, las cuales son inhaladas de vapores que el estiércol despide o porque se contaminan las manos cuando en las plazas se alimentan a estas aves o las mismas se paran sobre las personas.

También se tiene referencia de ellas como portadoras de piojos, la enfermedad de Newcastle e infecciones estafilocócicas. Los expertos recomiendan a las personas que constantemente tienen contacto con palomas, expresar si es necesario estados febriles, dolores de cabeza, diarreas y cuadros gripales.

FUENTE: Revista Norte Empresarial, Año VI # 31. MSc. José A. Rojas Saavedra

COLABORADOR: Sarai Becerra - Pasante de Mercadeo - Las Plumas.
Usuarios:
Contraseña:
?
Clima
Publicidad

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Clima
Prensa
Revistas
VIDEOS
TECNIPLUMAS
Encuesta
¿Cómo se enteró para estar en la Web de Las Plumas?
 
Por INVITACIÓN de otra Persona...
Por Uso de Programa de BÚSQUEDA..
Por Publicidad de Las Plumas
Por VÍNCULO o ENLACE desde otra Web.
Ver resultados
Inicio / Plumiarticulos / Noticias / Eventos / Sitios de interés / Registro / Clasificados
Contáctenos / Compras en Línea / Foro / Notiplumas


Copyright © 2013. LAS PLUMAS Y ASOCIADOS C.A. - Todos los Derechos Reservados.