RIF: J-30024861-5 / Miércoles 17 de Enero de 2018 -

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Publicidad

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

PLUMIARTICULOS
21/07/2014
SAL común para LIMITAR el consumo de SUPLEMENTOS
En animales a pastoreo, el consumo voluntario de sal común es muy variable. Oscila normalmente entre 15 y 40gr por día, observándose que el mismo se incrementa cuando el forraje es muy tierno.

Puede decirse que cantidades del orden citado exceden las necesidades del vacuno de carne. En novillos alimentados a corral los requerimientos quedan ampliamente satisfechos agregando 0,25% de sal en relación al total de materia seca, lo que representa unos 20grs. por día para novillos con un peso de 300kg.

No disponiendo de datos precisos para vacas de cría en lactancia; se pueden tomar como guía las recomendaciones para vacas lecheras que indican cantidades diarias de 30 a 45grs. cuando su producción láctea está entre los 15 a 20lts.

Limitación del consumo de ración
El uso de sal común para limitar el consumo de suplementos proteínicos y energéticos es una práctica bastante empleada en nuestro país. Ofrece las siguientes ventajas prácticas:

1. Se evita la reposición diaria de suplemento en los comederos.

2. Se reducen los riesgos de un consumo excesivo de grano para algunos animales.

3. Se obtiene una mejor distribución entre los animales de cantidades pequeñas de suplementos, principalmente cuando se trata de suplementos proteicos:

a. Se requiere menos frente de comedero por animal racionado, pues no es necesario el acceso simultáneo de todos los animales racionados.

Cantidad de sal a suministrar
La cantidad de sal necesaria para limitar el consumo de raciones muy variable y esto depende de varios factores:

1. Nivel deseado de consumo de suplemento.

2. Edad de los animales, ya que los animales jóvenes aceptan menos las cantidades elevadas de sal.

3. Palatabilidad del suplemento.

4. Palatabilidad, disponibilidad y otras características de los demás forrajes.

5. Contenido de sales que existe en el agua de bebida.

Generalmente se expresa la cantidad de sal como porcentaje en la mezcla de sal y suplemento. Este puede oscilar dentro de un amplio rango entre menos de 10% hasta el 50% o más.

Al iniciar la suplementación se puede probar con 50 a 150grs diarios de sal por animal para luego ajustar la cantidad según el consumo deseado.

Se sugiere acostumbrar los animales a cantidades crecientes de sal, ya que los resultados que se han obtenido de esta manera son mejores.

A medida que los pastos maduran tornándose más secos, fibrosos y menos palatables, será necesario aumentar gradualmente la proporción de sal si se desea mantener constante el consumo de suplemento.

Es importante destacar que la aceptación del suplemento con sal varía entre animales de un mismo grupo. La diferente aceptación podría provocar diferencias de consumo entre animales.

Estas diferencias de consumo podrían ser mayores que cuando se les suministra el suplemento sin sal en comederos que permitan comer a todos los animales simultáneamente. El agregado de sal limita el consumo promedio pero eso n significa que lo regule a un nivel uniforme entre los animales.

Consideraciones generales.
- No existen las limitaciones para el uso de sal en mezcla con los suplementos, aun para el caso de vacas preñadas o animales jóvenes.

- Su uso en la suplementación de animales de alto nivel de producción (novillos en terminación o vacas lecheras) plantea algunos interrogantes aun. En pastoreos tiernos podría contribuir a mejorar los aumentos de peso, pero en pastos maduros puede tener un efecto opuesto si deprime el apetito.

- En potreros muy extensos es posible que la hacienda que ingiera cantidades elevadas de sal permanezca pastoreando en un sector próximo a la aguada y esto no es conveniente, ya que produce una mala comida de ese potrero.

- Es imprescindible asegurar una disponibilidad abundante de agua a los animales a los cuales se les suministran abundantes sales en la ración poniendo especial cuidado en las épocas de poco viento y cuando exista la posibilidad que se congele el agua en los bebederos.

- Si bien se puede distribuir la sal a mano sobre el suplemento, una vez que éste se pone en los comederos no se obtiene una mezcla homogénea de la ración y el efecto de la sal en estos casos no es muchas veces el buscado.

- Por último, es necesario prevenir el efecto corrosivo de la sal sobre las partes metálicas de molederas, mezcladoras, acoplados, comederos, porque muchas veces no se tiene en cuenta y puede llegar a inutilizar los implementos.

FUENTE: Revista Norte Empresarial, Año V # 28. M.V Quintin Rojas.

COLABORADOR: Karen Caldera - Analista de Atención y Servicio al Cliente, Las Plumas.
Usuarios:
Contraseña:
?
Clima
Publicidad

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Clima
Prensa
Revistas
VIDEOS
TECNIPLUMAS
Encuesta
¿Cómo se enteró para estar en la Web de Las Plumas?
 
Por INVITACIÓN de otra Persona...
Por Uso de Programa de BÚSQUEDA..
Por Publicidad de Las Plumas
Por VÍNCULO o ENLACE desde otra Web.
Ver resultados
Inicio / Plumiarticulos / Noticias / Eventos / Sitios de interés / Registro / Clasificados
Contáctenos / Compras en Línea / Foro / Notiplumas


Copyright © 2013. LAS PLUMAS Y ASOCIADOS C.A. - Todos los Derechos Reservados.