RIF: J-30024861-5 / Martes 16 de Enero de 2018 -

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Publicidad

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

PLUMIARTICULOS
11/02/2014
El PAPEL de los PADRES en una EDUCACION de CALIDAD.
Si bien la educación es un bien público en el que la mayor responsabilidad del sistema educacional recae sobre el Estado, la obligación final de educar a los hijos es nuestra. Mas allá de mandarlos al colegio, esto supone involucrarnos en su proceso educacional y el que lo hagamos jugará a favor de una mejor calidad de educación para ellos.

Aquí radica la importancia de la información que como padres obtengamos en este ámbito, ya que de ella dependen importantes decisiones como el tipo de educación que queremos para nuestros hijos, en que colegio los matriculamos, si los cambiamos del establecimiento elegido y algo que es clave: qué más podemos hacer para mejorar la calidad de la educación que reciben.

Las respuestas a estas interrogantes pueden ser múltiples y dependerá de lo que cada padre espera del sistema educacional. Así, habrá padres que solo esperan cumplir con una obligación legal, otros se conformaran con que sus hijos aprendan a leer y a escribir, además de las cuatro operaciones aritméticas básicas, en tanto que un tercer grupo concebirá al establecimiento educacional como una ?guardería?. En estos casos, además está decir que la información que estos padres requieren de la escuela es mínima.

Sin embargo, también un segmento de padres que espera que la educación impartida garantice el ingreso de sus hijos a la educación superior. En este caso, la información relevante serán los puntajes obtenidos en las diversas pruebas existentes. Hasta aquí llega la mayoría de padres. Pese a esto, quienes de verdad queremos participar e incidir en el proceso educativo de nuestros hijos requerimos la mayor cantidad de información posible, tanto a nivel comunal como nacional, e incluso acceso a antecedentes de otras realidades que nos permite hacer comparaciones y evaluaciones. Y aquí se presenta el primer obstáculo, ya que si bien nuestro sistema educacional contempla la libre elección de establecimiento, esta es relativa desde el momento en que los padres nos vemos enfrentados a elegir dentro de un "rango" reducido de ellos, determinados principalmente por el nivel socioeconómico y factores tales como definiciones religiosas, filosóficas y políticas, además de otros elementos de orden practico como, por ejemplo, la distancia del hogar.

Todos estos elementos hacen que en realidad sean los colegios los que terminan por seleccionar a sus alumnos, especialmente en el caso de aquellos catalogados de "buenos".

Considerando esta restricción es que también necesitamos información sobre algunos aspectos relevantes al momento de matricular a nuestros hijos en un colegio. Entre ellos: su proyecto educativo (en la mayoría de los casos un documento desconocido para la mayor parte de la comunidad escolar), su proceso y criterio de selección, así como la calidad de su gestión administrativa y financiera. Tan importante como lo anterior resulta conocer la calidad de los profesores ?terreno en cual es necesario avanzar en sistemas de evaluación de desempeño docente-, así como los resultados del OPSU, entre otras evaluaciones, comprados por año respecto del mismo establecimiento y a nivel personal de cada alumno.

Por último, la infraestructura del establecimiento y la información curricular (notas, rendimiento académico, proyectos extrapedagógicos, uso de recursos y alternativas de participación) también forman parte de los aspectos que los padres debieran considerar.
Esto, porque es un hecho aceptado casi en forma universal que la participación de la familia mejora de manera significativa el rendimiento escolar de sus hijos y, por extensión, el del grupo-curso y del colegio.

Si bien es indudable que no es posible satisfacer todos estos requerimientos de información, a lo menos se pueden plantear dos objetivos a corto plazo con los cuales debiera comprometerse toda la comunidad educativa: la construcción de una batería de indicadores para medir calidad por resultados y la instauración de un sistema de certificación de colegios.

FUENTE: Revista Norte Empresarial, Año V # 27, Lcda. En Educación Preescolar Yolimar Márquez Díaz.

COLABORADOR: Omar López - Atención y Servicio al Cliente, Las Plumas.
Usuarios:
Contraseña:
?
Clima
Publicidad

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Clima
Prensa
Revistas
VIDEOS
TECNIPLUMAS
Encuesta
¿Cómo se enteró para estar en la Web de Las Plumas?
 
Por INVITACIÓN de otra Persona...
Por Uso de Programa de BÚSQUEDA..
Por Publicidad de Las Plumas
Por VÍNCULO o ENLACE desde otra Web.
Ver resultados
Inicio / Plumiarticulos / Noticias / Eventos / Sitios de interés / Registro / Clasificados
Contáctenos / Compras en Línea / Foro / Notiplumas


Copyright © 2013. LAS PLUMAS Y ASOCIADOS C.A. - Todos los Derechos Reservados.