RIF: J-30024861-5 / Martes 16 de Enero de 2018 -

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Publicidad

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

PLUMIARTICULOS
27/01/2014
El CONSUMISMO invade la NAVIDAD.
Cuando se acerca la celebración del día de la Navidad de acuerdo a nuestras tradiciones occidentales, especialmente en los países latinoamericanos, específicamente el de Venezuela, es impresionante observar cómo nos invade el consumismo, ese afán de comprar cosas, presentes, regalos para llevarlos a casa, para compartirlos con la familia o para regalarlos a amigos, personas especiales de acuerdo a nuestros sentimientos, a nuestras interrelaciones.

Es sorprende ver como se gasta dinero, se es preso del consumismo, se nos vuelve una obsesión el adquirir cosas, gastamos muchas veces más de lo que debiéramos y lo que es más impresionante es el hecho de que muchas veces no quedamos conforme en lo que invertimos.

Como una costumbre o tradición, nos induce a consumir, adquirir cosas, muchas veces innecesarias, sin embargo, queremos sentirnos felices de que en ese día de la navidad regalamos presentes a quienes consideramos especiales, no importando lo que ello haya originado en nuestros egresos, con tal de mantener la tradición, de estar cerca de esas personas en un día que hemos considerado especial y desde luego, hacerles ver que las tenemos presente.

Al respecto, en un interesante escrito sobre este tema de Mario Diament, publicado en la Nación de la ciudad de Buenos Aires, Argentina, nos hace referencia que poco importa que la conmemoración del natalicio de Jesús responda a una convención y no a una fecha histórica. Por lo pronto, no todo el cristianismo celebra la Navidad el mismo día.

Para algunas iglesias de la ortodoxia oriental, la Navidad es el 7 de Enero, que es la fecha que corresponde al 25 de Diciembre según el calendario juliano. De hecho, ni siquiera existe una teoría única de por qué se eligió el 25 de Diciembre. Una línea histórica argumenta que se basa en la celebración pagana del nacimiento del Sol Invencible, instituido por el emperador romano Aureliano, en el año 274 d.C., mientras otra afirma que no existen evidencias de la que la Navidad se hubiera celebrado antes del año 336 y que la fecha del 25 quedó consolidada solo en el año 379, en Constantinopla. Convención o no, la Navidad y el Año Nuevo son los que mueven los gigantescos engranajes de la economía en las dos finales semanas del año.

Los judíos celebran la fiesta de Janucá, o festival de las Luces, una conmemoración que se prolonga durante ocho días y recuerda la consagración del Templo de Jerusalén después de que fuera profanado por las huestes del emperador seléucida Antíoco Epifanio en el año 164 antes de la era cristiana. La fiesta comienza en el vigésimo quinto día del mes hebreo de kislev, lo que hace que en algunos años coincida con la Navidad y en otros, no.

La tradición contemplaba la ofrenda de regalos simbólicos a los niños, pero con la influencia del consumismo navideño, se ha convertido en un frenesí de compras similar.

A diferencia de las sociedades predominantemente cristianas, en los Estados Unidos las municipalidades y los comercios suelen emplazar un candelabro de ocho velas, símbolo de Janacú, junto a las decoraciones de Navidad.

Los escandinavos festejan el Yule, una festividad del solsticio de invierno que muchos consideran un antecedente de la Navidad. Este año correspondió al 22 de diciembre.

Los afronorteamericanos, por su parte, celebran la Kwanzaa, una parranda secular inventada en 1966 por el líder nacionalista negro Ron Karenga, como una menara de honrar las raíces y la cultura panafricanas. Comienza el 26 de Diciembre y se prolonga hasta el 1° de Enero e incluye, como no podía ser de otra manera, el intercambio de regalos.

Los chinos tienen el Teng Chieh, o festival de los Fantasmas, fecha que marca la apertura de las puertas del infierno, que permite que los fantasmas puedan salir de juerga. Como se guía por el calendario chino ?y es en la decimocuarta noche del séptimo mes lunar -, sus variaciones respecto del calendario gregoriano suelen ser muy amplias. Este año, por ejemplo, recayó e Agosto.

Y los Hindúes también tienen su Festival de las Luces. Se denomina Diwali o Deepavali, y simboliza la victoria del bien sobre el mal. A esta celebración se asocian también otras corrientes religiosas de la región como el sijismo y el jainismo.

Los indios hopi shinumu (los pacíficos) tien el Soyal, una ceremonia que celebra el solsticio invernal y que se realiza el 21 de Diciembre. El propósito de la ceremonia es convencer al Sol de que regrese de su siesta invernal.

Pero a pesar del contenido espiritual de estas ceremonias, la mayor parte recuerda la temporada navideña por lo que regalan o por lo que reciben.

FUENTE: Revista Norte Empresarial, Año V, # 29. Licda. Mileidy Márquez D.
COLABORADOR: Ing. Omar López - Atención y Servicio al Cliente, Las Plumas.
Usuarios:
Contraseña:
?
Clima
Publicidad

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Clima
Prensa
Revistas
VIDEOS
TECNIPLUMAS
Encuesta
¿Cómo se enteró para estar en la Web de Las Plumas?
 
Por INVITACIÓN de otra Persona...
Por Uso de Programa de BÚSQUEDA..
Por Publicidad de Las Plumas
Por VÍNCULO o ENLACE desde otra Web.
Ver resultados
Inicio / Plumiarticulos / Noticias / Eventos / Sitios de interés / Registro / Clasificados
Contáctenos / Compras en Línea / Foro / Notiplumas


Copyright © 2013. LAS PLUMAS Y ASOCIADOS C.A. - Todos los Derechos Reservados.